Las oportunidades de ser parte del Centro de la Cuarta Revolución Industrial

En 2019 se creó en Medellín el Centro para la Cuarta Revolución Industrial del Foro Económico Mundial, un espacio con foco en la generación de conocimiento vinculado a tecnologías emergentes para América Latina en las áreas de Inteligencia Artificial (políticas y marco regulatorio), IOT y Blockchain, entre otras. Medellín es hoy la única ciudad latinoamericana con un centro de estas características, junto a San Francisco, Tokio y Beijing. En este contexto, la sede de Pyxis Medellín es un gran semillero de innovación para todo el ecosistema.

El Centro está ubicado en Ruta N, el co-work que vio nacer a nuestra primera sede fuera del territorio uruguayo. La primera casa de Pyxis Colombia, oficina operativa que atiende a clientes de toda la región y el mundo. Hoy, Medellín es la segunda sede con mayor cantidad de integrantes, con un equipo de 32 pyxianos que ocupan todo el piso 7 de Torre Scaglia. Sede que, además, tiene capacidad para duplicar la cantidad de integrantes. 

El primer ejemplo de ese semillero de innovación y nuevas oportunidades es Idatha, unidad de negocio con foco en soluciones de Machine Learning y Aprendizaje Automático. El primer objetivo es promover sinergias y hacer crecer al equipo aprovechando la potencia de Medellín como centro de referencia para la Cuarta Revolución Industrial.

Hablamos con Sebastián García, Co Founder de Idatha, para profundizar en estos proyectos y en las perspectivas de sinergias y equipo entre Idatha y Medellín. 

“El desafío es cómo, desde Pyxis, nos podemos acercar para poder colaborar en todo lo referente a la Cuarta Revolución Industrial. Es uno de los objetivos para 2020. Por un lado, estamos fortaleciendo el equipo en Medellín. Ya contamos con el primer integrante colombiano de Idatha, Edwin Badillo, y en los próximos meses Jonatan Aguirre viajará desde Uruguay para comenzar a empoderar a nuestro equipo”, cuenta Sebastián.

Al igual que los otros centros para la Cuarta Revolución Industrial, Medellín busca promover espacios de “confianza e intercambio de conocimiento para la cooperación global”, señala la Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín (ACI). Se apuesta a la innovación y la investigación generando sinergias entre industria y academia. También se busca la generación de marcos regulatorios para diferentes industrias y países. En última instancia, la misión de estos centros es asegurar que “los beneficios de la era actual impacten a toda la humanidad”, agrega la ACI.

“Estamos trabajando mucho a nivel local, pero el hecho de que exista un Centro dedicado a la 4ta Revolución Industrial para transformar digitalmente a las industrias, convierte a Medellín en el lugar ideal para llevar las experiencias que ya tenemos. Tanto para aportar nuestro granito de arena como para encontrar nuevas oportunidades. Además, es importante estar cerca de las regulaciones que se empiecen a establecer para esto y, por otro lado, estar alertas sobre el estado del arte de las tecnologías”, sostiene Sebastián.

El objetivo de Idatha en Medellín es empezar a pisar cada vez más fuerte en una ciudad que hoy se ha convertido en pionera para la investigación e innovación tecnológica. Aprovechando las características que tienen las ciudades elegidas para albergar los Centros para la Cuarta Revolución Industrial: inversión en ciencia, tecnología e innovación, relación fluida entre sector público, privado y academia; talento humano calificado en temas tecnológicos, apuestas de sus gobiernos para apalancar la industria con los avances tecnológicos. 

En este contexto, uno de los “principales desafíos” de Jonatan Aguirre en Medellín será el de unir al equipo de Montevideo con Medellín. “También el de empezar a generar una masa crítica”, cuenta Sebastián. En este sentido, agrega que fomentar el vínculo con la academia colombiana es muy importante, tanto con la Universidad EAFIT como la de Antioquia, donde “posiblemente estemos dando algunos cursos en los próximos meses”.

Lo cierto es que los intercambios entre Uruguay y Medellín son cada vez más frecuentes en Pyxis. Tanto para integrantes de Colombia que vienen a realizar experiencias laborales a la oficina de Uruguay, como para uruguayos que van a Medellín. 

El año pasado Sebastián García viajó junto Martín Nari y Anna Hakobyan y Danny Bincovich de Pyxis USA para visitar al equipo fomentando la sinergia entre ambas sedes. También aprovecharon para profundizar la sinergias con Ruta N. 

En lo que va de este año, María Fernanda Sánchez viajó a Montevideo y, a su vez, Benjamín Machín y Matías Zanolli participaron de la PyCon Medellín junto con Edwin Badillo. Durante la Pycon, Benjamín y Matías generaron varias instancias de Lunch&Learn sobre Machine Learning y GrayMeta.

Las respuestas a la revolución industrial

Idatha trabaja aplicando distintas tecnologías para dar respuesta a los desafíos de las Industrias 4.0. Son casos en los que es tan importante conocer de tecnología como profundizar y entender cada modelo de negocio. Los conocimientos de Idatha se potencian con la vertical de Industria de Pyxis, liderada por Javier Regusci y Martín Nari. Idatha funciona como “brazo tecnológico” de la vertical Industria. 

En este sentido, Idatha tiene experiencia trabajando para algunas de las plantas industriales más importantes de Uruguay. Sus casos de uso reales demuestran que la tecnología aplicada a la realidad y procesos de cada modelo productivo promueve la optimización y la reducción de costos a lo largo de toda la cadena de producción.

Por ejemplo, a través de la captura de imágenes con una cámara de vigilancia se implementó la revisión de la carga de los camiones con aprendizaje automático. De esta forma, se pudo optimizar el cargamento de cada vehículo para asegurarse de que no quedara capacidad ociosa. Al anunciar esta medida, alertando sobre la implementación de un sistema de sanciones, los proveedores empezaron a optimizar los cargamentos desde las primeras fases del proyecto. 

“Fue un proyecto que se pagó solo. La empresa recuperó la inversión rápidamente. Es un gran ejemplo de proyectos que le pegan directamente al modelo productivo y a la logística de la planta”, cuenta Sebastián García.

 Otra aplicación de Aprendizaje Automático se realizó a nivel de una planta industrial en la que se implantaron sensores virtuales en las calderas para inferir la calidad del producto final de la industria, de forma de poder adecuar el proceso químico para mejorar el producto antes de que terminara de salir de fábrica.