La historia de crecimiento de una de las primeras pyxianas

El crecimiento profesional a la medida de cada integrante es uno de los pilares de la cultura pyxiana y un valor que se busca promover día a día. El objetivo: evitar los planes de carrera pre definidos y masivos para que cada persona pueda delinear su propio camino de desarrollo a la medida de su motivación, intereses y necesidades.  

Salimos a buscar historias y una de las primeras que aparece en la lista es la de Valentina Ramos.  

Fue una de las primeras pyxianas. Entró en el primer semestre de 2010 cuando aún era estudiante de Ingeniería. Fundó el equipo de Business Intelligence, pasó por los equipos de desarrollo en Java y migró a la plataforma de desarrollo de Hybris para soluciones de e-commerce. Junto a Gerardo Valeri y Ricardo Sanguinetti (su actual pareja, a quien conoció en Pyxis), en 2016 dejó Uruguay para radicarse en Medellín y abrir las puertas de la primera sede de Pyxis fuera de fronteras.  

Estrenándose como mamá de Agustina (que nació el 29 de octubre de 2019), Vale es, desde setiembre, Responsable de Operaciones de Pyxis Medellín, proyecto que define como “una inyección de energía nueva”, que le da nuevos desafíos y muchas ganas de asumirlos.  

Dos semanas antes de que naciera Agustina, mantuvimos una entrevista con Valentina para recorrer su camino y recordar estos 10 años en retrospectiva. Este es un resumen de lo más importante de esa charla. Agradecemos especialmente a Vale por su tiempo y por compartir su preciosa historia.  

***** 

Son las 11 de la mañana en Montevideo (9 en Medellín) y llamamos a Vale. Desde el cuarto de Agustina, su futura hija, y con una sensación nostálgica por los casi 10 años que cumple en Pyxis,  nos cuenta cómo fue su travesía pyxiana. Lugar donde experimentó roles y desarrolló tecnologías muy diferentes, gracias a su espíritu inquieto y su capacidad para reinventarse. 

¿Cómo llegás a Pyxis? ¿A qué te dedicabas previamente? 

-Trabajé en Facultad de Ingeniería como primera experiencia laboral. Allí conocí a Adriana, esposa de Diego Sastre (Socio Fundador en Pyxis), quien me consultó si me interesaba tener una entrevista para una empresa que había abierto su marido con unos amigos. Me contó que estaban buscando un perfil en bases de datos y yo justo estaba trabajando en eso. En ese entonces estaba cursando la mitad de la carrera de Ingeniería. 

La primera entrevista fue en junio de 2010 en Joaquín Nuñez, primer local recién alquilado de Pyxis No estaba customizado “a lo Pyxis” como estamos acostumbrados y conservaba muebles del dueño anterior, relata Valentina. “Me contaron un poco la idea y me gustó. Comencé desarrollando para Business Intelligence en un proyecto junto a QUANAM como primer cliente. 

¿Cómo podés resumirnos tu recorrida y rol en los primeros años? 

La dedicación en BI fue mermando y pasé al mundo JAVA, donde no tenía experiencia. Aprendí de cero con referentes como Quique [Enrique Rodríguez], Ale Mateo Elena Rendo en SUCIVE, HG. Allí fue donde tuve mayor crecimiento profesional y quedé como referente de implementación.  

Después de un tiempo Valentina se dio cuenta que quería probar otras cosas. Se acercó a sus referentes, le preguntaron qué quería hacer y surgió la posibilidad de incursionar en el área de e-commerce, en 2014. Allí comenzaba una nueva etapa para esta pyxiana. 

-¿Cómo surge la propuesta de irte a Medellín? ¿Qué expectativas y miedos tenías al momento de resolver mudarte 

-En 2015 ya estaba en pareja con Ricky [Sanguinetti], pyxiano a quien conocí en 2012 en un asado de los nuevos (tradición que se cumple a rajatabla en Pyxis desde 2009). Estábamos por terminar el contrato de nuestro apartamento y teníamos muchas ganas de tener una experiencia en el exterior. Ese año, en el Open Space de junio, los directores anunciaron que Gejo (Gerardo Valeri, Socio Fundador en Pyxis) abriría una sede en Medellín. 

Allí se nos prendió la lamparita y dijimos “¿che y si nos vamos?”. Hablamos con Gejo y Diego, consultamos si cuadraba la posibilidad de sumarnos al proyecto y nos dijeron que sí.   

-¿Tenían una referencia de Colombia como destino para irse a vivir? 

-Para nada (risas). Confiamos en lo que nos dijeron. Básicamente que era una ciudad que estaba buenísima. En diciembre vinimos a conocer Medellín y en enero 2016 nos mudamos. Como primeros embajadores, el rol principal que tuvimos desde el inicio fue derramar cultura. Además, continué trabajando por varios años en el área e-commerce.

¿Cómo se da tu pasaje a Responsable Operativa en Medellín 

Me pusieron a hacer cosas del rol antes de decirme. Fui engañada (risas). Hace tiempo venía diciéndole a Gejo que sentía que ya no estaba aportando mucho al proyecto y no aportaba mucho a Pyxis Medellín, más allá del día a día. 

Se vió venir mi salida del proyecto. Me empezaron a involucrar en las entrevistas de los compañeros nuevos, etcétera. En marzo terminé de trabajar en esa asignación y Gejo me empezó a rumbear para poder implementar algo que no estábamos haciendo, que era tener a alguien en Medellín que ayudara en los proyectos que se hacían remoto con Uruguay. ¿Con qué objetivo? Crear nexos, sobre todo para gente que estaba sola, contarles acerca de nuestra forma de trabajo, etcétera. Finalmente llegó la propuesta oficial, y me contaron que la idea en realidad era que empezara a ser Responsable Operativa.  

-¿Cómo tomaste el cambio? 

-No me lo esperaba, pero a la vez me encantó la idea. Me preguntó qué me parecía y no lo dudé, acepté enseguida. Fue como una inyección de energía nueva. El rol me gustó mucho más de lo que imaginaba. Implica estar mucho más cerca del equipo ayudar en la sinergia de los equipos remotos. A veces me despierto en la madrugada pensando “¿cómo podemos mejorar esto?”. Es algo que me motiva y disfruto mucho hacer. 

Valentina se ve muy involucrada en su nuevo rol y con ganas de compartir que el crecimiento profesional en Pyxis es posible y lleva una fuerte cuota de iniciativa propia. “Siempre se puede negociar con el equipo con el que se esté trabajando y con quien esté como responsable”, aconseja a sus compañeros. Afirma que “todo se puede plantear y buscarle la vuelta. Siempre te van a escuchar de la mejor manera”. 

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

El rol de Valentina en RSP 

Además de su historia de crecimiento profesional, Valentina fue, desde los orígenes, una referente del equipo de Responsabilidad Social Pyxiana. Fue una de sus fundadoras en 2013 y desde entonces es uno de los pilares del equipo de RSP, referente fundamental de las primeras ediciones del Pyxis Día Feliz, entre otras acciones. Desde que se fue a Medellín impulsó el proceso de responsabilidad social en Colombia. En este contexto, el equipo de Medellín colabora con el proyecto Iruka y desarrollan campañas propias, como las de navidad.